miércoles, 8 de octubre de 2008

Tutorial de envejecimiento con óxidos (Con pigmentos MIG)

(English Version)

Hoy vamos a hablar acerca de los efectos de óxido en modelos a escala. Vamos a hacer una aproximación rápida a las técnicas de oxidación utilizando pigmentos y un poco de pintura al óleo.


El óxido es una parte importante de cualquier modelo envejecido, pero como con cualquier técnica de envejecimiento, es fácil pasarse y hacer efectos demasiado exagerados. Debemos ser siempre muy cuidadosos al aplicarlo, entendiendo cómo aparece el óxido, bajo que tipo de condidiones ambientales y comparando continuamente con material de referencia.

En la naturaleza, el óxido aparece al reaccionar los elementos metálicos de un vehículo (por ejemplo) con el oxígeno del ambiente. Esta reacción se acelerará en presencia del agua, especialmente agua salina, y se atemperará en un ambiente seco. Una vez dicho esto, un vehículo abandonado en una playa no se oxidará de la misma manera que un vehículo operando en un desierto. El envejecimiento de vuestros modelos debería ser siempre consistente con las condiciones que se supone ha sufrido.

Vamos a tratar de replicar rápidamente cuatro tipos de óxido. Va a ser un poco demasiado rápido, por lo que los resultados serán sin duda excesivos, pero la intención de este tutorial consiste únicamente en mostrar unas técnicas simples, capaces de producir buenos acabados de óxido con poco esfuerzo.
  1. Óxido moderado en una superficie pintada: La pintura tendrá varias picadas de óxido. Esto ocurre cuando la humedad entra a través de una grieta en la pintura y el óxido comienza a desarrollarse.
  2. Óxido serio sobre una superficie pintada: Las picadas han crecido durante mucho tiempo, creando una especie de cráteres en la pintura. Este tipo de óxido sólo se desarrolla en vehículos sin ningún tipo de mantenimiento en condiciones muy húmedas (o en aquellos que engrosan las filas de un ejército del Caos, por supuesto...).
  3. Metal desnudo oxidado: Simplemente eso, una superficie de metal bastante oxidada.
  4. Superficie tremendamente oxidada: Esto sólo ocurre cuando algo se ha ido oxidando durante mucho tiempo en un ambiente muy húmedo (como en una playa).
Y ya basta de charla, vamos a empezar a trabajar:

Tengo por aquí una prueba de resina que servirá para nuestros propósitos:


Le doy una capa rápida de imprimación con pintura Vallejo gris y la divido en cuatro áreas. Como esto va ser muy rápido, no utilizaré arerógrafo en ningún momento. Los tiempos de secado se acelerarán con un secador de pelo.

Necesitaré un poco de textura para los efectos 2 y 4, así que preparo un poco de cola blanca diluida en agua.

La aplico sobre la superficie nº4.

Y luego espolvoreo bicarbonato sódico encima, eliminando el exceso.

Aplico cola blanca en los puntos de la superficie nº2 donde quiero que aparezcan "cráteres" de óxido rompiendo la pintura y espolvoreo más bicarbonato.

Ahora pinto los cráteres de la zona nº2 y las zonas nº3 y nº4 al completo con un color óxido oscuro. En nuestro caso he utilizado Vallejo Panzer Aces 302 "Óxido Oscuro". Una vez que esté seco, ya tenemos la capa base lista.

Ahora protejo los cráteres de óxido con máscara líquida. Utilizo Máscara Líquida de Valejo, pero se puede usar Maskol u otros productos similares.

Lo mejor es aplicarla con un palillo, ya que este producto literalmente se pega a las cerdas de los pinceles, dejándolos inutilizables. Pongo unas gotitas extra aquí y allí para envejecer la zona un poco más.

Ahora vamos a aplicar unas cuantas capas de pintura. Hago una mezcla 50/50 de pintura acrílica y barniz brillante. Uso Tamiya X22 Barniz Brillante y XF55 Cubierta de Barco para nuestro ejemplo.

El añadir barniz es debido a que hace la pintura mucho más resistente una vez se seca, dándole además un aspecto satinado que es ideal para los siguientes pasos de envejecimiento. El único problema es que la pintura cubre menos, pero como normalmente se usa un aerógrafo para aplicarla, esto no supone un problema. También necesitamos un acabado resistente para poder desarrollar el efecto de los cráteres de la zona nº2.

Como en este ejemplo no usamos aerógrafo, he aplicado la pintura en capas finas, secándolas con un secador de pelo. Esto tuvo un resultado inesperado y muy interesante, ya que la mezcla de barniz y pintura comenzó a craquelar al secarse deprisa (mostrando la capa base a través de las grietas) y desarrollar textura. Algo que nos va a ser muy útil (aunque esto habría que usarlo con sumo cuidado en una maqueta de plástico, ya que literalmente el plástico se puede llegar a fundir con el calor).

Ahora vamos a eliminar cuidadosamente la máscara líquida con ayuda de un cutter y unas pinzas. No os preocupéis si se quedan restos de máscara en los bordes, ese es exáctamente el tipo de efecto que estamos buscando.

Este es el resultado.

Ahora vamos a desarrollar el efecto de metal desnudo para el nº3. Simplemente frotamos con cuidado una barra de grafito puro sobre la capa base y luego lo bruñimos con el dedo. Se pueden añadir reflejos en plata, pero no es estrictamente necesario.

Ha llegado el momento de usar nuestros queridos pigmentos. Yo uso los pigmentos de MIG por varias razones. Tienen los colores adecuados, vienen en cantidades pequeñas (aún así, suficiente para años de uso) y encuentro que tienen una buena relación calidad/precio.

MIG produce tres tonos de óxido en este momento (más un tono de óxido de cobre), pero se pueden usar otros tonos para ganar variedad cromática. Normalmente empleo 230 Óxido oscuro, P025 Óxido Estándar, P024 Óxido Claro, P033 Barro oscuro y P031 Tierra de Vietnam. Pero se puede jugar con otros tonos... Nunca se sabe cuándo vas a descubrir algo nuevo (como vimos con la pintura y el secador de pelo hace un rato).

Ahora preparamos un lavado con trementina inodora (Talens 089) y un poco de P230 Óxido Oscuro. Se puede usar alcohol en vez de trementina, pero como la pintura acrílica no se ha secado durante más de una noche, probablemente arruinaría todo el trabajo anterior en cuestión de segundos. Mejor seguimos usando trementina.

Aplico el lavado a las áreas oxidadas, luego lo diluyo más y doy una veladura irregular sobre las superficies pintadas.

Ahora dejamos secar y repetimos el proceso con P025 Óxido Estándar, dejando secar de nuevo y continuando con P024 Oxido Claro. Diluyo el lavado un poco más a cada paso.

Este es el resultado una vez seco:

Ahora usaremos un poco de óleo Sombra Tostada. Yo uso óleos de Van Gogh, pero se puede utilizar cualquier marca del mercado. Sin embargo, no tratéis de sustituir los óleos por guachés o acrílicos. Los productos basados al agua no van a interactuar con los disolventes empleados en este tutorial, y el agua no tiene la tensión superficial adecuada para este tipo de técnicas (una vez se prueba un lavado de disolvente, no hay marcha atrás...).

Aplico unos puntos de Sombra Tostada sobre las superficies pintadas.

En teoría debería usar un aerógrafo para pulverizar trementina a baja presión sobre los óleos. Esto hace que los puntos se difuminen y se cree un bonito efecto de óxido. Como no vamos a usar aerógrafo, dejaré caer cuidadosamente una gota de trementina encima de cada uno y lo difuminaré con un pincel.

Este es el resultado una vez seco. Le faltan sombras y variedad, ya que los efectos de óxido son muy homogéneos. El óxido claro es excesivo en esta zona, así que deberíamos haberlo oscurecido con un lavado de óleo oscuro. Un último apunte: En caso de haber sido una superficie vertical, debería haber difuminado marcas verticales de óxido debajo de cada picada en lugar de dejar que se acumule alrededor.

Este es al área metálica. Nada que añadir, salvo que tal como está es un poco aburrida. Probablemente hubiese añadido algo de polvo y más tonos de óxido para darle interés.

La superficie extremadamente oxidada es realmente simple de hacer. Un poco monocroma, tal vez. Necesitaría unos lavados de color muy diluidos para romper la monotonía.

Y por último, pero no menos importante... Mi favorita. Yo oscurecería el óxido un poco, haría algunas sombras y empolvaría la zona un poco, pero si ampliáis la imagen veréis que esta técnica produce unos efectos de pintura saltada muy realistas. Si los cráteres estuviesen situados de manera más natural y con un poquito más de trabajo el efecto sería tremendamente realista.

3 comentarios:

antonio dijo...

Esta muy bien exolicado enhorabuena...
Saludos Antonio

Transmetropolitan dijo...

Blog añadido a la lista de favoritos :D

May dijo...

gracias por el tuto, me apunto a seguirte